AIRE PURO Y FRESCO SU ROL FUNDAMENTAL PARA DISMINUIR LOS RIESGOS DEL CORONAVIRUS

 

 

Una acción importante para disminuir las concentraciones de contaminantes del aire en espacios cerrados, incluidos los virus, es incrementar la ventilación. Es por ello que muchos expertos a nivel mundial han hecho un llamado constante a las autoridades para que destaquen la importancia de esto. Reino Unido, lo ha intentado, pero no con el suficiente alcance, donde su eslogan ha sido “manos, espacio, cara”.

 

 

Iniciada la crisis, las vías de infección se centraron en los riesgos de tocar superficies y/o objetos contaminados, lo que llevo a realizar el llamado a lavarse las manos frecuentemente. Por otra parte, surgió el contagio por gotas, cuando alguien tose o estornuda en lugares de gran concurrencia, por lo que surgió la distancia social y el uso obligatorio de mascarillas. Pero la incorporación de contagio a través de partículas de virus conocidas como aerosoles en el aire, también tomo mayor relevancia, al ser reconocido por la OMS, y reforzado en EE.UU por sus autoridades, quiénes indicaron que podía ser una de las principales vías de propagación en el país.

Disminuir el contagio desde todos los frentes

Usar mascarilla, mantener la distancia, lavado de manos y evitar el ingreso de personas infectadas a ciertos lugares, sería una gran solución. Pero esto último no es algo muy fácil y tampoco viable, ya que se estima que el 40% de los portadores del virus son asintomáticos. Pero mejorar la ventilación, un aspecto fundamental con muy poca promoción, es posible, y en la actualidad contamos con variadas alternativas y equipamientos.

 

1.- Abrir las ventanas y/o puertas, simple y gratuito, entre más aire fresco exista en el lugar será mejor. La corriente que ingresa disuelve los contaminantes presentes en el espacio cerrado, reduciendo los riesgos de exposición. Los cambios de aires deben ser a lo menos 6 veces al día, teniendo en cuenta que, entre mayor cantidad de personas, mayor deben ser los cambios y vías de ventilación.

 

 

2.- Ventiladores, una técnica muy fácil y que se ha masificado en las redes sociales, es colocar el ventilador en la ventana o puerta abierta, soplando hacia el exterior.

Es increíble como la circulación del aire aumenta considerablemente.

 

 

3.- Purificadores de Aires, si te encuentras en una habitación difícil de ventilar o estás en invierno, los purificadores se convierten en una gran opción. Estos equipos eliminan las partículas del aire, usando en general un filtro muy espeso, hecho de fibras que capturan partículas con bacterias y virus, reduciendo el riesgo de transmisión de enfermedades, incluidos el coronavirus.

Pero no todos los purificadores son iguales, se debe tener en consideración algunos factores que marcan la diferencia, antes de comprar uno. Lo primero es verificar la eficiencia del filtro, donde se recomienda usar un Filtro HEPA (high efficiency particulate air), ya que este filtro extrae más del 99,7% de las partículas del aire. Carbón activo, es una capa que se encarga de remover las partículas odoríferas, olor y contaminantes.

Función ionizadora, hay algunos purificadores de bajo costo que no cuentan con esta función, que es muy importante, ya que mediante ella se emanan las partículas más nocivas para la salud. Y por último, un aspecto extra, es la autonomía del equipo, ya que en muchos casos, sólo basta con programar en automático, y el purificador detectará la suciedad en el ambiente, funcionando de manera más eficiente.

Son muchos en el mercado, y Mundo Activo no sólo tiene un Purificador de Aire de alta gama, con múltiples funciones y soluciones en este período de contingencia sanitaria. También es uno de los purificadores de más BAJO COSTO que hay actualmente. Si quieres conocer más, solo haz Click Aquí

Compartir

Los comentarios estan cerrados.